*

X

Si te encanta esta canción tienes mayores probabilidades de ser un psicópata

Salud

Por: pijamaSurf - 10/01/2017

Este par de canciones podrían indicar que tienes mucha o poca propensión a ser un psicópata

Durante las últimas décadas algo ocurre con la psicopatía en el imaginario, una especie de infatuación, como si de pronto todos temiéramos ser o estar cerca de una persona con este perfil psicológico. Quizá esto se deba a que estamos gobernados política y económicamente por (en su mayoría) sociopatas, o a que el egoísmo parece haber alcanzado niveles récord en los años recientes. En todo caso, parece que no sobra tener la habilidad de detectar a un psicópata cerca de nuestras vidas –con el riesgo implícito de que podamos encontrarlo en el espejo. 

De acuerdo con investigadores de la Universidad de Nueva York, las personas con mayor propensión a la psicopatía advirtieron disfrutar de canciones como "No Diggity" de Blackstreet, y "Lose Youself" de Eminem. Anteriormente. un estudio realizado en el Reino Unido por Channel 4 determinó que este mismo perfil psicológico favorecía el rap y el heavy metal como opciones musicales –mientras que, curiosamente, frecuenta poco la música clásica y el jazz. Además, canciones como "My Sharona" de The Knack, se encuentran en el espectro de la música que menos le gusta a los potenciales psicópatas. 

Así que te invitamos a hacer la prueba, que obvio no es decisiva, pero en cambio podría aportar una pista más en tu proceso de autodeterminar si eres un o una psicópata... Y cuéntanos: honestamente, ¿cuál disfrutaste más? (no te vamos a juzgar).

 

 

Aplazar la alarma es lo peor que puedes hacer por tu descanso (y por tu corazón)

Salud

Por: pijamasurf - 10/01/2017

Descansar es vital para tu salud mental y corporal

¿Cuántos de nosotros vivimos esta escena? Suena la alarma de un reloj o de nuestro smartphone y, aunque nos despierta (inevitablemente), en vez de proceder a levantarnos y comenzar nuestro día, extendemos el brazo más cercano a la fuente de ese ruido infernal y entre las sombras de la somnolencia y de la habitación, guiados por puro instinto, presionamos con fuerza y acaso también con cierto enojo el botón de “Snooze”, que nos dará otros 5, 10, 15 minutos de sueño y, queremos creer, descanso, por tantos períodos como nos tome caer en cuenta de que, ahora sí, es momento de salir de la cama.

Sin embargo, este, aunque común, es uno de los peores hábitos que podemos tener, en relación con la calidad de nuestro sueño, nuestro descanso e incluso nuestra salud cardíaca.

De acuerdo con Matthew Walker, profesor adscrito al Centro de la Ciencia del Sueño Humano de la Universidad de California, activar el popular botón de “Snooze” para aplazar la alarma inflige una especie de “asalto” al sistema cardíaco en un momento en que se encontraba en reposo, lo cual, además, se hace en varias ocasiones dentro de un período muy breve.

Fisiológicamente, esta “sorpresa” que se hace al sistema cardiovascular se traduce además en privación de sueño, un estado del cual se ha documentado ampliamente su relación con trastornos y enfermedades mentales como la ansiedad, la depresión y el Alzheimer.

 

GIF: John McLaughlin

 

También en Pijama Surf: 7 maneras de relajarte en la noche (que no involucran alcohol)