*

X

Estos son los alimentos que debes comer y los que no para evitar el cáncer, según experto

Salud

Por: pijamasurf - 11/24/2017

Uno de los principales expertos en el mundo en el estudio de la alimentación y el cáncer te dice qué comer y qué no, para evitar esta enfermedad

Henri Joyeux es uno de los principales expertos en el mundo en la relación que tienen los alimentos y el cáncer; ha sido cirujano oncólogo en el Instituto del Cáncer de Montpellier y profesor universitario; además es autor de múltiples libros y ha ganado diversos premios. Recientemente se tradujo al español su libro Come bien hoy, vive mejor mañana, un libro sumamente completo para quien quiere utilizar el alimento como medicina. En una entrevista con el diario La Vanguardia, Joyeux sintetizó las bases de una alimentación sana orientada a prevenir el cáncer, la enfermedad que tantas personas temen que pueda acabar con sus vidas. Joyeux asocia cierta alimentación con diversos tipos de cáncer:

¿Quiere un cáncer de colon? Pues no tome fruta ni fibra y abuse de los productos lácteos, mucha carne roja, fume y si puede consuma también un poco de marihuana, que disminuye la inmunidad.

Para poner a punto el sistema inmune y "evitar una recidiva hágame caso: tome mucha verdura y mucha fruta, que sea ecológica, y legumbres no excesivamente cocidas" (una recidiva es la reaparición de una enfermedad, especialmente de un tumor maligno). Joyeux enfatiza la importancia de la fruta y la verdura orgánica: "comer cada día 400gr de fruta y verdura y hacer ejercicio puede reducir entre un 30% y un 40% los casos de cáncer". Evitar los azúcares, la carne roja y los lácteos de vaca es importante:

El sobrepeso aumenta el riesgo de cáncer de mama, de próstata y linfoma. Mucho cuidado con los alimentos que contienen azúcares con un alto índice glucémico como la pasta, que se acumulan en forma de grasa, y con los edulcorantes que reducen las defensas inmunitarias.

Se sabe ya con seguridad que la combinación de azúcares, alcohol y grasas en exceso aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer de mama, útero o próstata; y también consumir demasiados productos animales, es decir, carne roja y productos lácteos de vaca.

Joyeux agrega que la píldora anticonceptiva es cancerígena y la terapia hormonal sustitutiva para la menopausia también incrementa la posibilidad de cáncer de mama. Apunta que es sumamente importante masticar bien los alimentos, "mínimo 25 veces por bocado" para tener buena digestión, y recomienda cocinar todo "al vapor suave, por debajo de los 95°C".

Aunque las recomendaciones de Joyeux pueden parecer muy comunes, lo interesante de esto es que son fruto de décadas tratando pacientes y realizando investigaciones con animales a los cuáles se les generó cáncer solamente con regímenes alimenticios y se les trató también con alimentos. 

 

Lee la entrevista completa

Descubre cómo se puede morir de soledad

Salud

Por: pijamasurf - 11/24/2017

Ya sea que estés rodeado de gente y te sientas solo, o te aísles porque prefieras estar en soledad, el efecto sobre la longevidad se verá reflejado en ambos escenarios.

Desde el nacimiento hasta la muerte, el ser humano necesita de los cuidados y mimos de otras personas pues son maneras de regularse ante el miedo, tristeza o angustia. Las caricias, palabras de ánimo o platillos caseros, son acciones que suelen brindar bienestar, cobijo, un sentido de conexión, apapacho y amor. Desgraciadamente en los últimos años, ante la invasión desenfrenada  de la tecnología, todas estas acciones se transformaron en movimientos dactilares sobre un gadget electrónico, en dividir la atención entre el teléfono y escuchar las peripecias de un niño, en pasar las tardes frente a un videojuego en vez de salir a interactuar con los vecinos, etcétera. Es decir que la contención física de los vínculos, aquella que brindaba múltiples herramientas psicoemocionales, involucionó a una contención tecnológica de graves consecuencias.

Esta situación, de acuerdo con los psicólogos expertos en el apego infantil, ha desencadenado una ola de sensación de soledad en las nuevas generaciones. Se trata de una epidemia que amenaza con la longevidad –incluso más que la obesidad por sedentarismo, fumar 15 cigarrillos al día o sufrir de alcoholismo–, que según Julianne Holt-Lunstad y Tim Smith, de Brigham Young University, está afectando principalmente a la población de jóvenes: “El efecto es comparable con la obesidad, algo que la salud pública toma con delicadeza. Necesitamos empezar a hablar más seriamente sobre nuestras relaciones sociales.”

Ya sea que estés rodeado de gente y te sientas solo, o te aísles porque prefieras estar en soledad, el efecto sobre la longevidad se verá reflejado en ambos escenarios. La data recogida por Holt-Lundstad y Smith en una muestra de 3 millones de personas, demostró que “aunque las personas mayores tienden a estar más solas y a enfrentar un mayor riesgo de mortalidad, la soledad y el aislamiento social predicen una muerte prematura entre personas más jóvenes de los 65 años.” En otras palabras, “con el aumento de sensación de soledad, podemos predecir una posible epidemia de soledad en el futuro.”

A lo largo de la investigación de Holt-Lundstad y Smith, en donde lograron controlar variables como el estatus socioeconómico, edad, género y condiciones preexistentes de salud, se encontró que la ausencia o presencia de una red de apoyo social tenía un impacto en la salud. Es decir que una persona posee una mejor salud si cuenta con vínculos afectivos, de lo contrario, sin una red de apoyo, aumenta el riesgo a la salud. Esto se debe principalmente a que el ser humano es un ente social que requiere de vínculos para su supervivencia tanto física como psíquica.

Si bien el uso de redes sociales y apps de citas aparentemente ha promovido la interacción entre personas, la realidad es que ha provocado el aislamiento psicosocial de las civilizaciones actuales. Por lo que la integración plenamente consciente de los vínculos afectivos –ya sean familiares o amicales– a nuestra cotidianidad, podría ser la responsable tanto de la salud tanto de uno como de las siguientes generaciones.