*

X

Axila de vagina: la nueva parte del cuerpo de la cual te puedes sentir avergonzada por tu imperfección

Salud

Por: pijamasurf - 12/01/2017

Evitar una "arm-vagina", la nueva neurosis con la que deben lidiar las mujeres que buscan ajustarse a los estándares de belleza ideal

Para las mujeres que no tenían suficiente de que preocuparse por las expectativas irreales de belleza, ahora se ha empezado a viralizar la idea de que es importante tener una axila perfecta. Una axila que no se parezca a una vagina. 

El término "arm-vagina" fue acuñado -aunque es un poco ridículo hablar de esto como si se tratara de algo académico- por Jennifer Lawrence en una entrevista en una alfombra roja, cuando bromeó que tenía una axila de vagina, por tener allí grasa o gordura, la cual forma una línea como la de una vagina, especialmente cuando se usa un vestido apretado. En realidad, estrictamente casi todas las personas del mundo tienen una axila de vagina, así que otra vez se trata de una preocupación irreal, una neurosis para las masas producida por una condición natural.

El término luego apareció en el popular Urban Dictionary. Unos cuatro años después, medios bastante serios como The Guardian, han identificado que ahora existe una tendencia en el cuidado de la belleza de buscar la axila perfecta y evitar la axila de vagina. Algo que es bastante ridículo si no fuera porque numerosas mujeres sufren de gran presión para adecuarse a una imagen corporal atractiva según paradigmas globales que suelen ser definidos por celebridades.

Así que, en este sentido, hay que decir, para evitar la autoflagelación femenina, que este fenómeno de tener una axila de bebé o de Barbie, es una cosa que, de tenerse, no rendirá realmente ningún beneficio. Hay otras cosas más importantes por las cuales preocuparse. Como explica una periodista en The Guardian: "Los hombres en la vida real no van rechazando a las mujeres solamente porque sus axilas podrían estar más tonificadas".

¿Te atreves a saber cuántos años de vida saludable te quedan según tus hábitos presentes?

Salud

Por: pijamasurf - 12/01/2017

Con una precisión pasmosa, esta calculadora, desarrollada por actuarios de la Universidad de Connecticut, revela los años de vida que le restan a una persona según sus hábitos y en qué condiciones probables de salud se encontrará

Al menos en teoría todos sabemos que nuestros hábitos presentes decidirán, en buena medida, nuestro bienestar futuro, ¿pero qué tan coherentes somos en la práctica con dicha aseveración?

Lo usual, tristemente, es que seamos negligentes con nuestra propia salud, sea siguiendo una dieta rica en calorías y alimentos refinados, llevando una vida de poca o nula actividad física, fumando, o incluso, sosteniendo relaciones personales que nos mantienen en un estado de malestar.

Es cierto que algunos hábitos son más sencillos de cambiar que otros, pero en cualquier caso podríamos reflexionar por qué si sabemos que algo nos daña o nos perjudica, seguimos manteniéndolo en nuestra vida.

Hacemos esta breve introducción para presentar un recurso diseñado y dado a conocer recientemente por el Goldenson Center for Actuarial Research de la Universidad de Connecticut, Estados Unidos. Se trata de una calculadora que a partir de ciertos datos relativos al estilo de vida de una persona, arroja la probabilidad de buena salud y de salud precaria que le resta si persiste en esa forma de vivir.

Esto no quiere decir que se trata de un ejercicio punitivo, sino sólo realista. Es decir, como decíamos al principio, es más o menos obvio que un individuo que no fuma, realiza alguna actividad física varias veces por semana y lleva una dieta balanceada, tiene más probabilidades de vivir más años en buena salud que alguien con los hábitos opuestos.

En ese sentido, los resultados se presentan con una precisión que tiene, al mismo tiempo, algo de profética y hasta ominosa, pues si de por sí no es común ni sencillo imaginarse enfermo, quizá menos aún es fácil imaginarse que a esta condición esté sumada la vejez o lo prolongado que puede ser ese período de enfermedad. O, en el caso contrario, que quizá la vida pueda extenderse hasta los 90 y tantos años, en un estado de salud bastante aceptable para dicha edad.

Se trata, en suma, de un recurso que al mismo tiempo nos puede hacer imaginar y reflexionar, en ambos casos con una pregunta de fondo: ¿qué estamos haciendo con nuestra vida?

Puedes encontrar la calculadora en este enlace. Para la conversión de tu altura al sistema inglés puedes usar esta herramienta. Para la conversión del peso puedes usar Google (basta con escribir, por ejemplo, "63 kg to pounds").

 

También en Pijama Surf: La vida nos parecerá breve si no hacemos lo que realmente deseamos (sobre un fragmento de Séneca)

 

Imágenes: Aloha Higa (Shirokuma Cafe)