*

X

Mujeres francesas escriben en contra del movimiento #MeToo y el puritanismo sexual

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/11/2018

Mujeres francesas hablan de un "feminismo estalinista" que condena y ostraciza y una nueva moral victoriana en la que la seducción o el coqueteo son vistos como crímenes

Un grupo de q00 artistas e intelectuales francesas, entre las que se encuentran la actriz Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet, la cantante Ingrid Caven, la editora Joëlle Losfeld, la cineasta Brigitte Sy, la artista Gloria Friedmann y la ilustradora Stéphanie Blake, han denunciado lo que consideran que es un nuevo puritanismo sexual ligado al feminismo de la etiqueta #MeToo. Escribiendo en el diario Le Monde, las firmantes señalan que "La violación es un crimen. Pero la seducción insistente o torpe no es un delito, ni la galantería una agresión machista".

Las mujeres franceses ven el surgimiento de una nueva moral victoriana y notan en el feminismo de este movimiento rasgos similares al extremismo religioso o al totalitarismo, una suerte de estalinismo feminista, en el que los sexos son enfrentados en una especie de guerra de sexos en la que las mujeres son vistas como "pobres indefensas bajo el control de demonios falócratas". Añaden:

Desde el caso Weinstein se ha producido una toma de conciencia sobre la violencia sexual ejercida contra las mujeres, especialmente en el marco profesional, donde ciertos hombres abusan de su poder. Eso era necesario. Pero esta liberación de la palabra se transforma en lo contrario: se nos ordena hablar como es debido y callarnos lo que moleste, y quienes se niegan a plegarse ante esas órdenes son vistas como traidoras y cómplices.

Se ha creado:

una campaña de delaciones y acusaciones públicas hacia individuos a los que no se deja la posibilidad de responder o de defenderse. Esta justicia expeditiva ya tiene sus víctimas: hombres sancionados en el ejercicio de su oficio, obligados a dimitir […] por haber tocado una rodilla, intentado dar un beso, hablado de cosas intimas en una cena profesional o enviado mensajes con connotaciones sexuales a una mujer que no sentía una atracción recíproca.

El filósofo Ruwen Ogien defendió la libertad de ofender como algo indispensable para la creación artística. De la misma manera, nosotras defendemos una libertad de importunar, indispensable para la libertad sexual... Como mujeres, no nos reconocemos en este feminismo que, más allá de la denuncia de los abusos de poder, toma el rostro del odio a los hombres y a la sexualidad.

En la temporada navideña la gente tiene más sexo por esta razón

Sociedad

Por: pijama Surf - 01/11/2018

Investigadores registran un incremento notable de encuentros sexuales durante las fiestas navideñas

Villancicos, consumo emotivo, mucha comida y también mucho sexo son algunos de los ingredientes que caracterizan la navidad. Más allá de factores meteorológicos o ambientales, la incidencia cultural en nuestros ciclos sexuales es mayor de lo que muchos supone y la navidad es un buen ejemplo de esto último. 

Investigadores de la Universidad de Indiana y del Instituto Gulbenkian de Ciencia en Portugal, notaron que durante la temporada navideña el uso de la palabra sexo en Twitter aumenta notablemente; lo mismo ocurre con las búsquedas en Google que incluyen dicho término. En pocas palabras, durante esta temporada el sexo está literalmente en el aire –algo que se confirma con el número de nacimientos que se registran 9 meses después de la segunda mitad de diciembre-.

Curiosamente esto ocurre sobretodo en los países más católicos, es decir, en aquellos en los que efectivamente se celebra la Navidad. Al respecto existen diversas hipótesis que apuntan a un ánimo más generoso (incluyendo los afectos corporales), al hecho de que a fin de cuentas se trata de una fiesta que celebra el natalicio de Jesucristo y a que las personas tienden a ser más amorosas –lo cual, por lo visto, incluye una intensificación en el intercambio de fluidos–. 

Lo que queda claro es que la cultura en realidad sí influye en la sexualidad –más allá de lo biológico–, y que muchas personas en este preciso instante están "demostrándose" su amor.