*

X
Un hecho lamentable sacude a Cuba y su estructura política

Diversos medios tanto internacionales como locales y oficiales han confirmado la muerte de Fidel Ángel Castro Díaz-Balart, hijo único de Fidel Castro y Mirta Díaz-Balart, nacido en 1949. Según anunció el diario Granma, Castro Díaz-Balart murió por mano propia, eligiendo el suicidio luego de vivir varios meses bajo tratamiento por depresión.

El hijo del dirigente cubano era ingeniero nuclear, formado y graduado en Rusia en los años de la Unión Soviética. Su doctorado lo obtuvo en 1974 por la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú, en donde se graduó con honores.

Según destaca El País, Castro Díaz-Balart fue el primer cubano en obtener dicho título académico. Asimismo, a su regreso a Cuba encabezó un ambicioso proyecto para construir la primera planta nuclear de la isla, en Juraguá (al oeste de la bahía de Cienfuegos), el cual se frustró debido a la caída de la Unión Soviética. Algunos años después del descalabro, Castro Díaz-Balart dejó la administración pública y jamás volvió a ser funcionario del gobierno cubano.

Hace unos meses “Fidelito”, como también se le conocía, por el parecido con su padre, fue hospitalizado por causa de una depresión, tratamiento que recientemente seguía ya en su vida corriente. El desenlacen, sin embargo, fue fatal.

El hecho lamentable no puede disociarse del contexto político en el que ocurre, en una época sumamente peculiar para el gobierno de origen socialista de Cuba, que desde hace algunos años enfrenta el dilema sobre la sucesión en el poder del dirigente Fidel Castro, sustituido en el 2008 como presidente de la isla por su hermano, Raúl. En cierta forma, este deceso vuelve a poner la pregunta en el aire sobre la sucesión del poder político en Cuba, cómo ocurrirá y cuál será el futuro de la isla: ¿continuar sobre la opción socialista o virar hacia el liberalismo?

13 preguntas que te llevarán a la inminente ruptura amorosa

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/02/2018

"Nuestro hogar se está incendiando. ¿Qué sería la única cosa que agarrarías antes de escapar de las llamas?"

Hace más de 20 años, el psicólogo Arthur Aron logró que dos extraños se enamoraran en su laboratorio mediante 36 preguntas que promovían la intimidad entre dos personas: se trataba de un hombre y una mujer heterosexuales que entraron por puertas separadas en un laboratorio, se sentaron cara a cara y empezaron a realizar la serie de preguntas personales, después se vieron a los ojos en silencio durante cuatro minutos. El experimento resultó en que seis meses después, los dos participantes se casaron e invitaron a todo el equipo del laboratorio a la ceremonia.

En los últimos años este experimento se viralizó, y así se desarrolló otro con el objetivo de llevar a la ruptura de una relación. Es decir que con una serie de preguntas, cuidadosamente analizadas y estructuradas, puede llegar a desaparecer el amor de entre dos personas… ¿O no?

Sigue las siguientes instrucciones antes de continuar con las preguntas:

Mientras que uno lee cada pregunta en voz alta, el otro se queda en silencio escuchando. Sólo escuchando.
Es importante responder a cada pregunta en orden.
Las preguntas están divididas en tres etapas, cada una de las cuales puede durar cinco minutos.
No puede acelerarse el proceso ni responder con una evasión o a la defensiva.
En caso de no terminar cada parte, será la responsabilidad de quien se encuentra respondiendo.
Después de terminar todas las preguntas, pasen cuatro minutos viéndose en silencio.

¿Listos?

 

Primera parte

1. ¿Cuál de mis hermanos (as) consideras más atractivo (a)?

2. Si tuvieras que morir mañana, ¿quién y cómo te gustaría que te matara?

3. Nombra 4 mil cosas que no tenemos en común.

4. ¿Cómo se ve el interior de un gimnasio? (No se puede buscar en internet)

 

Segunda parte

5. ¿En dónde está el control de la televisión?

6. Si tuvieras la oportunidad de traer paz en Medio Oriente, ¿serías capaz de hacer el mismo proceso contigo mismo?

7. No está debajo del sillón… Tú lo tenías la última vez. ¿En dónde está?

8. No quiero envejecer contigo.

 

Tercera parte

9. Nuestra casa se está incendiando… ¿qué sería la única cosa que tomarías antes de escapar de las llamas?

10. ¿Consideras que una barra para la cortina de baño se comprará y se instalará sola?

11. Si pudieras regresar en el tiempo, ¿te gustaría quedarte ahí?

12. Si fuéramos los últimos miembros del planeta, ¿quién crees que querría terminar la relación y por qué?

13. ¿Deberíamos de tener sexo ahora?

 

También en Pijama Surf: ¿Cómo saber cuándo vale la pena salvar una relación o cuándo es realmente tóxica? Profesor lo explica